lunes, 29 de febrero de 2016

Soy mi enfermedad y mi cura

Sigo con vida. Pero me ha pedido tiempo.

Ayer encendí el teléfono que llevaba dos días enteros apagado y leía " Lucia se te echa de menos"

Y resulta que yo me echo de más. Porque la intensidad con la que vivo la vida me enferma. Soy mi propia enfermedad y mi propia medicina también.

Cuando los cuentos no tienen puertas y los abres al mundo, salen cosas muy bonitas y me escribís cosas más bonitas aún.

He estado pachucha. Pero ya estoy requetebien.

Tampoco he escrito en unos días porque estoy haciendo algo que me habeis pedido muchas veces algunos y algunas y pronto lo tendréis. No se cuando pero pronto.

Aclarar que ya estoy siempre en Plaza de Castilla, creo que ya no tengo escrito en ningun sitio los otros lugares. Si hubiera cambios os lo cuento todo por aquí.

Que bonitas las flores.

Lucia

3 comentarios:

  1. Querida, ¿es que acaso creías que tu ausencia pasaría desapercibida?

    Todos los días me asomo a esta ventana para ver si la paloma ha dejado algún mensaje. Y no sé si será coincidencia, pero estos días que estuviste ausente, el cielo estaba gris y soltaba lágrimas. Es reconfortante volver a leerte. Y espero verte pronto. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He pasado de mariposa a paloma...no se como tomármelo.
      Besos

      Eliminar
    2. He pasado de mariposa a paloma...no se como tomármelo.
      Besos

      Eliminar