lunes, 18 de enero de 2016

Arde una sombra que huele a sensualidad

Vivo en una casa a la que dibujo ventanas para no sentir que me ahogo cuando me ahogo.

Nadie dijo que fuera fácil.

El último curopata al que fui, me dijo eso de cerrar círculos, todos dicen lo mismo. Como si no lo supiera ya.  No se trata de trazarlo en un papel. Digame como lo hago y encantada lo cierro con 7 candados,que la historia de la niña y su vecino en el ascensor ya me la sé y quiero enterrarlos a los dos.

Pero nunca termino de hacerlo y el hoyo esta a medio cavar.

Al final nadie te salva. Sólo puedes salvarte tú.

Te tapas los oídos para no escuchar,por eso estas sorda. Y ciega porque no quieres ver. El último te dejó un mensaje escrito en una pizarra sin tizas.

Hay un rincón en mi vida donde viven dos mujeres en una. A las dos les sigue poniendo triste Diciembre, ya son dos...solo que esta vez no me he enamorado de la piedra y ese círculo será fácil de cerrar.

Huele mi casa a lavanda y rosas. Hay un bosque en la sierra, un bosque con caminos de lavanda y rosas, en el bosque una niña, una niña que se esconde para llorar mientras recoge las flores con las que hará el aroma de la sensualidad.

Rosas. Lavanda. Jazmín

Desde mi mundo erótico tengo éstas vistas:



El Jueves cuento Diciembre.




2 comentarios:

En Navidad Pide un Deseo

A lo mejor es cierto que la Navidad es mágica. A lo mejor si cierras los ojos muy fuerte y sueltas un deseo al viento....te lo devuelve bi...