lunes, 23 de marzo de 2015

Tres

No es mi numero preferido, nunca he tenido un numero ni de la suerte ni favorito. Todo el mundo con el que me cruzo lo tiene...yo no.

Tres son los días que faltan para despedirme para siempre de vosotros. Todos los proyectos que tenia en mente y todos los sueños por los que he luchado se están viniendo a mi lado, algunos ya me han cogido de la mano, así es que nada de lo que pase ya puede ponerme  triste, dejar de intentarlo. Es que me habéis enseñado demasiadas cosas buenas en todo este tiempo con todo lo malo.

Se están apagando las luces. He barrido el suelo y me he dado cuenta de la cantidad de cosas que han chocado contra mi escudo en los últimos tiempos. Tendría  que haber abierto las ventanas antes.

Tengo ganas de hacer una tarta y de incendiar el pasado y que llegue una ráfaga y se lleve las cenizas bien lejos. Se han ido las rocas de mis adentros y ahora mi cuerpo se inclina hacia el futuro inmediato y da pasos firmes y mis pies disparan sonrisas.

Tengo la clave para no tener miedo de nada y no se la voy a contar a nadie, porque ya he compartido muchas intimidades con demasiadas personas y me ha costado darme cuenta que uno no debe fiarse de los demás, de nadie, absolutamente nadie y que no se puede ir de buena e ingenua por la vida, porque entonces la puta vida te zampa entera.

Se esta haciendo tarde y a empezado a llover. Ya comienza mi vida a renovarse y la lluvia esta fregando la suciedad de mi vida.



Y también que el Miércoles es mi ultimo día y el Jueves es mi cumpleaños (ejem ejem...)

Besotes



1 comentario:

  1. Querida Lucía, preciosa personita (lo digo por todo lo que eres, por dentro y por fuera)... siento alegría y tristeza simultáneamente al leer tus palabras. Porque me alegro de que estés a punto de terminar con esta etapa que tanto te ha quemado y que te ha causado mucho daño... y la tristeza ya sabes por qué es, porque creo que al final no se podrá cumplir mi deseo de volver a verte.

    Te lo digo de todo corazón, que sentiré mucho no poder volver a disfrutar de tu trabajo, que con tanto cariño y buen hacer realizas. Pero que valdrá la pena esa desilusión cuando dentro de un tiempo me digas que eres feliz y que por fin se cerró esta etapa en todos sus aspectos.

    Creo que al final me tendré que resignar a que me des los datos de esa recomendación :-( aunque nunca será lo mismo.

    Mucha suerte y muchos besos

    G

    ResponderEliminar