jueves, 13 de noviembre de 2014

El duelo puede ser Sensual.

Siempre se ponía delante de las personas en las que creía cuando los demás disparaban, para recibir ella todos los balazos. Y era imposible cuando alguien trataba de convencerla de lo contrario, solo se daba cuenta por ella misma, aunque ya la hubiesen avisado  antes de que esa persona debió  morir mucho antes que ella.

Si la observáis bien, todavía podéis ver sus cicatrices.

Pero tener cuidado ahora, porque son tantas sus ganas de vivir y sonreír que se le escapan besos que se clavan como cuchillos, y no por la espalda.

Sabe que muchos entenderéis lo que su boca calla.

Sabéis ?  el que ríe el  ultimo se queda solo.

Esa maravillosa sensación al entrar en una habitación ahora soleada y descubrir una ventana abierta a la vez que un portazo detrás , y no te has pillado los dedos.

Siempre sale el sol...





4 comentarios:

  1. La sensualidad que desprenden tus palabras es un reflejo de ti misma. No te conozco todavía pero puedo imaginarte. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Mariposa, creo que este mensaje va dando pistas de que poco a poco remontas el vuelo y que esos malos rollos del pasado van quedando atrás, de lo cual me alegro.

    Espero verte de nuevo pronto y disfrutar de tu sensualidad.

    un beso

    ResponderEliminar