martes, 26 de agosto de 2014

Bueno...legalizamos o no?

Esto justo me comentaba hace un par de días un cliente muy salao con el que mantuve una conversación muy fluida y agradable.

Ojala; le dije yo

Y ojala, porque es lo que siempre he pensado, incluso hasta cuando estaba como independiente.
De esa manera reduciríamos las independientes, los centros y pisos timadores a la mitad de la mitad de la mitad.

Porque cuando llama alguien y dice que 50 euros le parece caro ( son los menos la verdad) me dan ganas de contarle el cuento ese del gobierno, hacienda, autónomos, el IVA el IBI el IRPF y todas esas cositas que nos hacen pagar cuando somos productivos en este país y a cambio recibimos cero ayudas y cientosmil gastos.

Pues si, ojala legalizaran la prostitución y con ello claro los masajes eróticos con final feliz, infeliz o bailando una sardana. Estipular un precio para que así no te vendan a 200 lo que otras tenemos a 100....

Sigo soñando mejor....

Por cierto sabéis eso de que eran uña y carne y la carne resulto ser mierda? Quizás os lo cuente algún día, o no....ya veré.

De momento me quedo con la frase del día: "Lucia, cuando vuelvas a poliamar, llámame" Te debo un cuento y tu a mi un libro. Gracias por tus palabras.











1 comentario:

  1. Muy interesante ese concepto de poliamor. Yo conocí una chica que, abiertamente y con conocimiento de causa por parte de los otros dos chavales, mantenía una relación con cada uno. Ayudaba el hecho de que cada uno vivía en una ciudad distinta y que se produjo por un periodo erasmus.
    Mientras muchos erasmus vivían una doble relación en la sombra ella y su anterior amigo decidieron establecer unas normas y lo sobrellevaron abiertamente...... por un tiempo, jeje.

    Alvaro, ya sabes

    ResponderEliminar