domingo, 11 de mayo de 2014

¿Porque callar si nací gritando?


Me apetece contar la historia de poliamor y monogamia

Tenemos la capacidad inmensa de cambiar de pensamientos infinitas veces a lo largo de nuestra vida. 

Que aburrido seria lo contrario… Quizás  con esta historia alguien se escandalice, porque ya me ha 
pasado, pero me hace gracia ver como se llevan las manos a la cabeza, al fin y al cabo soy una provocadora, me gusta la Aries que llevo dentro.

¿Habéis amado a más de una persona a la vez?  Yo si porque me gusta  AMAR y no querer, porque querer es poseer y no pertenecemos a nadie, yo no quiero ser la posesión de nadie.

Hace un tiempo ame a varios hombres a la vez, y no me avergüenza decirlo, Poliame porque me parecía más divertido que el cuento de la monogamia. El ser humano tiene esa capacidad y no tiene porque sentirse culpable si desea y se acuesta con varias personas.  El amor es infinito.

No estaba dispuesta a reprimirme, a negarle a mi cuerpo lo que me pedía. Tod@s hemos deseado a un/a amig@, un/a vecin@…. Y como desde pequeños nos han metido en la cabeza que solo podemos estar con una persona y “fueron felices y comieron perdices”, nos consolamos estando y teniendo sexo durante toda la vida con la misma persona, y en ese sexo nos imaginamos que estamos con ese amig@ o ese vecin@.

Si podía amar a mi madre, mis abuelos, hermanos….porque en el amor romántico tenía que elegir a uno?? No tenía sentido.

Prefería un bufet libre a comer todos los días sopa aunque tenga infinitas variaciones.

No quería elegir a una persona sola entre todos y preferí amar a unos cuantos y enamorarme de todos ellos, porque si nuestros hermanos los bonobos lo hacen así, porque yo no? Mejor sumar que restar.

Pero la vida da infinitas vueltas, así es que hace un tiempo me volví sorda, y deje de escuchar en mi cuerpo eso de poliamar. Colgué el disfraz de amante y unión en libertad. Empecé a restar y elegí amar a uno porque me dolía el corazón de amar tanto y decir tanto adiós. Me despedí de todos ellos con los ojos cerrados y llenos de lágrimas y una sonrisa.

Y sin estar preparada para ello, el amor grande me encontró. Y llego el que me cuida, el sabio y compañero de viajes y vidas.

Me olvide de todo lo anterior, de los pensamientos que me habitaban y decidí Quedarme y Permanecer.

Se durmió la bonoba…


Quizás algún día se vuelva a despertar, quizás no….por el momento estoy feliz en esta monogamia, de ser dos en uno.

Lucia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El flujo de la vida.

Hola! Hace un rato he puesto el horario de esta semana...reducido pero intenso! Ya os comenté hace tiempo que los masajes eroticos ya no...